Unidad de cáncer de piel

El control dermatológico de lunares y lesiones pigmentadas adquiere cada día mayor importancia debido al aumento de la incidencia de melanoma y otros cánceres de piel en los últimos tiempos.
La detección precoz de estas lesiones permite realizar una extirpación quirúrgica cuando el tumor todavía no ha invadido las capas profundas de la piel. El sistema de Dermatoscopía Digital Informada nos permite un estudio computarizado de los lunares así como su seguimiento a largo plazo.

Lunares y Cáncer de piel


Control dermatológico de lunares

Fotoprotección

El sol emite distintos rayos que llegan a nuestra piel día a día. Los rayos ultravioleta del tipo A (UVA) son los que penetran en las capas más profundas de la piel. Los ultravioleta del tipo B (UVB) son los que llegan de modo más superficial y los infrarrojos son los que dan la sensación de calor que percibimos del sol.

Los rayos UVA y UVB provocan cambios agudos y crónicos en la piel. Dentro de los efectos agudos podemos observar: inflamación, ampollas (quemaduras), pigmentación (bronceado), fotodaño del ADN (mutaciones), inmunosupresión y estimulación de la síntesis de vitamina D, como efecto beneficioso. Dentro de los efectos crónicos:

fotoenvejecimiento (arrugas, engrosamiento de la piel, manchas) y fotocarcinogénesis (formación de lesiones precancerosas y cancerosas).
La sensibilidad de la piel y la reacción a corto y largo plazo dependen del fototipo de cada paciente. Es decir, de su capacidad de bronceado y quemadura solar.

Preguntas frecuentes

Nuestro centro

Llevamos diez años trabajando, sumamos tecnologías y un equipo de médicos
especialistas para seguir acompañándote.

Leer más

Tratamientos Relacionados

Rosácea

Es una enfermedad común que se caracteriza por el enrojecimiento…

Leer más

Psoriasis

Es una enfermedad cutánea inflamatoria crónica de origen multifactorial…

Leer más

Acné

Es una de las patologías dermatológicas más frecuentes, afectando casi al 80% de los adolescentes…

Leer más

Contacto