¿De qué nos sirve tener el rostro y el escote totalmente renovados si las manchas y arrugas de nuestras manos revelan el verdadero estado de nuestra piel? La buena noticia es que un verdadero rejuvenecimiento de manos es posible en De Piel, nuestro centro de medicina estética en Santa Fe.

Las manos, al igual que el escote y el rostro, dan cuentan del efecto nocivo del sol y del paso del tiempo en nuestra piel ¿Cómo se ve? Con la acumulación de manchas de sol, con la formación de lunares, la aparición de líneas marcadas y con el aspecto reseco y áspero de nuestra piel. El envejecimiento de las manos, también se evidencia en el aspecto fino que van tomando la misma: es muy normal que con el paso del tiempo la piel sea cada vez más traslúcida y deje entrever venitas azules y tendones.

¿Qué tratamientos permiten un rejuvenecimiento de manos?

Como siempre decimos, lo más importante es la prevención y la reducción los riesgos de exposición al sol. Mantener la piel hidratada (con cremas y bebiendo suficiente agua) también prolonga la calidad y bienestar de la misma. Para proteger las manos del fotoenvejecimiento precoz es fundamental usar factor de protector solar +50 todos los días, y repetir el uso en escote, cuello y rostro, por supuesto.

Pero llegado el caso de que el envejecimiento haya avanzado, lo primero que debemos hacer es consultar con un médico especialista en dermatología para poder realizar el tratamiento más acorde según nuestro tipo de piel.

Estos son algunos de los tratamientos existentes que poder rejuvenecer las manos:

– Luz pulsada Intensa (IPL): Reúne una serie de tratamientos lumínicos que mejoran la apariencia de las manos, con muy poca molestia y riesgo mínimo. Es el tratamiento más efectivo y recomendado por nuestro equipo de profesionales.

– Peeling: Es un tratamiento dermatológico que consiste en la aplicación de distintas sustancias químicas sobre la piel, para generar una descamación y renovación de las capas más superficiales de la misma.

– Microdermoabrasión: La microdermoabrasión con punta de diamante remueve las células muertas de la capa superficial de la piel en forma segura y controlada. Genera una exfoliación de alta precisión, promoviendo la regeneración de la piel.

– Se pueden utilizar, también, preparados magistrales, con ácido kójico tretinoína o ácido azelaico. Este tipo de tratamiento debe estar indicado por un dermatólogo y es él quien debe armar el esquema de uso domiciliario, combinando los diferentes preparados según el tipo de piel y la distribución de las manchas.

Sacá turno y conocé más sobre nuestros tratamientos en medicina estética.