Una consulta muy frecuente que solemos recibir tiene que ver con la posibilidad de sufrir acné a los 40 años. En nuestro centro de estética ubicado en Santa Fe son muchos los hombres y mujeres que realizan esta consulta. ¡Claro! El acné suele asociarse con la adolescencia y no con la vida adulta.

ACNÉ A LOS 40

Sufrir acné luego de los 40 años es algo común, aunque también es algo molesto e incómodo. Suele afectar más a mujeres que hombre y tiene que ver, en la mayoría de los casos, con cuestiones hereditarias o emocionales (el estrés como ansiedad o depresión también suelen entre las causantes más típicas).

En el caso de las causas también pueden ser hormonales. De esto modo, el consumo de pastillas anticonceptivas, la menstruación y la menopausia tienen mucho que ver.

Aumento de peso, dietas ricas en grasas y el uso de cosméticos grasos y poco apropiados también suelen afectar al funcionamiento natural de la piel. Potenciando, así, la grasitud de la misma y el taponamiento de los poros faciales. Como resultado de todo esto volveremos a presentar los mismos problemas que sufrimos en la adolescencia.

Pasados los 40, el acné suele aparecer en parte inferior del rostro y en el cuello.

Una limpieza regular de cutis más un tratamiento tópico recetado por un médico dermatólogo con el tratamiento ideal para el acné en la adultez. Una patología que sufre una de cada diez personas.

En acné en la adultez suele tener una apariencia distintas que el acné del adolescente. Pasados los 30 años, el acné adulto suele presentar lesiones inflamatorias (pústulas) , dolor y lesiones. En general, manchas o cicatrices.

En lo que refiere al acné vulgar o de los adolescentes, existe muy poca relación entre un tipo y otro. Muchos adultos nunca sufrieron de acné en la adolescencia y si en la adultos, y muchos padecieron de acné en la adolescencia y nunca más volvieron a tener más noticias de la enfermedad.