La depilación definitiva es tendencia en el mundo y su fama no es en vano. La depilación definitiva aporta muchos beneficios y no sólo estéticos. Además de reducir el vello, la depilación definitiva mejora la piel con foliculitis y manchas. También nos brinda comodidad y mucha libertad a la hora de disfrutar del verano, de practicar deportes o de, simplemente, hacernos sentir bien.

El objetivo principal de la depilación definitiva es la destrucción del folículo piloso de una manera segura, sin dañar la piel ni los tejidos adyacentes. Pero así y todo, hay muchos mitos y creencias populares que parecen no coincidir con la realidad de la depilación definitiva. Hoy te proponemos romper todos estos mitos.

Mito 1: “Daña la piel y no es un tratamiento seguro”

Si uno realiza las sesiones de depilación definitiva en un centro con un equipo de médicos especialistas no hay daños ni riesgo alguno. La depilación definitiva no daña la piel ni tiene efectos nocivos y secundarios.

Mito 2: “La depilación definitiva no es definitiva”

En nuestro centro solemos hablar de depilación permanente ya que ningún método asegura la eliminación del vello al 100%. Es cierto que con el correr de los años, el vello puede volver a crecer pero solo en un 5%. La depilación definitiva garantiza una reducción del 80 al 95% del vello corporal.

Mito 3: “Las sesiones no puede aplicarse sobre piel bronceada ni en verano”

Con la nueva tecnología Soprano ICE en depilación láser las sesiones pueden realizarse durante todo el año sin importar que la piel esté bronceada a no.

Mito 4: “La depilación definitiva duele mucho”

En De Piel utilizamos el método SHR (en movimiento) que hace de la depilación definitiva sea virtualmente indolora.

Mito 5: “No sirve para todas las zonas ni para todos los tipos de vello”

Las sesiones de depilación definitiva pueden aplicarse sobre las distintas zonas del cuerpo, incluso zonas sensibles y pequeñas como el cavado o el área facial (fosas nasales, orejas o entrecejo). Es muy efectivo en vello negro, marrón o rubio, grueso o fino. Los vellos blancos (canas) o colorados, por el contrario, no son registrados por el láser.


La depilación definitiva tanto en mujeres como en hombres es algo seguro y efectivo siempre y cuando se realice bajo supervisión profesional y con un equipo de médicos especialistas.

Conocé más sobre nuestros tratamientos en depilación Laser.