Cada vez son más extendidos los tratamientos y aparatos que permiten realizar una depilación láser definitiva en el hogar. Lo cierto es que estos tratamiento no son seguros ni están del todo comprobados. Tampoco está certificada su eficacia a largo plazo.

La mala administración de los equipo de láser pueden lesionar la piel, por lo cual, lo primero que debemos tener en cuenta es que administrar los equipos de depilación láser requieren preparación y formación por parte de cada usuario.

¿Cuáles son los riesgos de la depilación láser en el hogar?

Al no haber estudios completos acerca de la eficacia (o no) de los tratamientos láser autoadministrados no estamos en un terreno seguro. Estamos hablando de láser, de nuestra piel y de lesiones que pueden ser irreversibles sobre todo en pacientes con tatuajes o pieles sensibles. Es una cuestión que no debemos tomar a la ligera.

Como siempre decimos en DE PIEL, para evitar lesiones y tratamientos negativos, la depilación definitiva debe ser realizada por médicos dermatólogos

Otro riesgo es que el tratamiento no sea efectivo. Es decir, que solamente se logre una reducción parcial de vello y no la reducción definitiva que nos asegura la depilación láser bien realizada. El problema que aquí encontramos no es sólo un tratamiento que no cumple los objetivos sino que el hay un doble riesgo: que el vello se vuelva muy fino (sin eliminarse del todo) y que luego no sea posible suprimirlo. Además, los equipos de depilación láser caseros no son aptos para todas las zonas del cuerpo.

Por lo tanto, si bien es cierto que la depilación láser es uno de los tratamientos más seguro y efectivo dentro de la dermatología estética, esta solo es recomendada siempre y cuando esté realizada en un centro estético y en manos de un profesional capacitado. Sobre todo, porque cada tipo de piel y de vello es distinto y requiere un tratamiento especial. Incluso, si se trata de hombres o piel con tatuaje. ¡No es lo mismo un aparato doméstico que un equipo de última tecnología bien utilizado!

Realizar la depilación láser en el hogar no es ni más barato, ni más rápido y mucho menos seguro. ¡Cuida tu piel, es la única que tenés!