El tratamiento con Luz pulsada intensa (LPI Harmony, del inglés “Intense Pulsed Light” ) supone una serie de técnicas lumínicas que sirven para mejorar la apariencia exterior de la piel, con muy poca molestia, sin efectos secundarios y con riesgos mínimos.

Como su nombre lo indica, las sesiones de Luz Pulsada Intensa tienen como fin la emisión de una banda ancha de luz sobre la piel del paciente. Si bien podría decirse que el funcionamiento de la luz pulsada es similar al láser de la depilación definitiva el procedimiento es completamente distinto. Con LPI la graduación de la radiación puede regularse y de eso dependen los resultados obtenidos.

Los tratamientos con luz pulsada está indicados para reducir y eliminar las manchas de la cara, el cuello, escote y manos. Manchas provocadas por la edad, por cambios hormonales y/o por la prolongada exposición al sol. También pueden tratarse las venitas azules y, en muchos casos, la textura cutánea de la piel. También se aplica en tratamientos de rosácea y telangiectasias. Si querés conocer para que más sirve la Luz Pulsada Intensa te recomendamos este artículo.

Beneficios de la Luz Pulsada Intensa:

Al tratarse de la aplicación de fuente lumínica de alta intensidad los beneficios y efectos positivos son múltiples.
– Al actuar sobre las distintas capas dérmicas, la Luz Pulsada activa y estimula la producción de colágeno de la piel lo cual mejora la textura y apariencia exterior de la piel.
– El vernos bien y sentir cómodas ante nuestro reflejo frente al espejo mejora nuestro estado de ánimo y calidad de vida. De esto modo, los efectos positivos también afectan nuestra personalidad.
– Permite eliminar la presencia de Lentigo en la piel de rostro, cuello, escote y manos como también las lesiones del fotoenvejecimiento.

Pedí tu turno y consultá con nuestro equipo de dermatólogos especialistas en medicina estética.

IMPORTANTE: La Luz Pulsada Intensa está contraindicado en mujeres embarazadas y en pacientes en tratamiento con isotretinoína oral.