La alopecia es una patología que afecta a hombres, mujeres y niños, por igual. El principal síntoma es la caída (o pérdida) del pelo, sea en el cuerpo o en el cuero cabelludo. Además del cuero cabelludo las áreas más afectadas son las pestañas, cejas, axilas, barba, bigotes y el vello púbico.

La alopecia comprende un amplio número de patologías y de tipos, por lo cual el diagnóstico siempre debe ser realizado por un dermatólogo. Conocer el tipo de alopecia, va a permitir diagnosticar un tratamiento acorde con un mayor grado de evolución favorable.

Tipos de alopecia

1. Alopecia androgénica: Afecta al cuero cabelludo provocando calvicie.
2. Alopecia areata: Es la pérdida repentina de cabello y afecta a una o más zonas del cuero cabelludo.
3. Efluvio anágeno: Es la pérdida anormal del pelo durante la primer fase del ciclo de crecimiento del cabello.
4. Efluvio telogénico agudo: Es la pérdida de cabello luego de una situación de mucho estrés. La mayoría de los pacientes perciben que se les cae el pelo luego de lavarse o peinarse. También, suelen encontrar mucho cabello en la almohada.. Es una afección reversible.

Alopecia en la mujer

A diferencia de lo que se creyó durante mucho tiempo, las mujeres si pueden llegar a padecer alopecia. La complejidad reside en que la alopecia en mujeres no está socialmente aceptada. La pérdida de cabello en el caso de las mujeres suele venir acompañada de un malestar psicológico y emocional que alcanza, incluso, el campo de las relaciones sociales.

Los síntomas más comunes en el caso de la alopecia en mujeres tienen que ver con adelgazamiento del folículo piloso y la pérdida de vigor y grosor del cabello.

En el caso de las mujeres, los tipos más frecuente de alopecia son el efluvio telogénico agudo y la alopecia androgénica. Ambos casos pueden tratarse con un tratamiento activo y terapéutico para frenar la caída de cabello. El tratamiento suele ser similar al de los hombres pero adaptado a las mujeres.

La alopecia androgénica suele estar provocada por hormonas masculinas (o andrógenos) sobre el folículo piloso, provocando su desaparición progresiva.

La buena noticia es que la alopecia en el caso de las mujeres tiene tratamiento. Las mejoras son considerables siempre y cuando se realice un diagnóstico a tiempo y un tratamiento acertado.

Sacá tu turno y realizá tu consulta