La foliculitis no es más que la inflamación externa de los folículos pilosos de la piel, los cuales pueden inflamarse en cualquier zona del cuerpo. Las principales causas de inflamación son la transpiración excesiva, ciertas cremas o desodorantes, la fricción de la ropa y el uso de ciertos métodos depilatorios.

La foliculitis se puede reconocer por el aspecto rojizo e irritado de la piel, también por el dolor o picazón que genera. Muchas veces, incluso, aparecen algunos granitos con una punta de color blanco.

Las maquinitas de afeitar y las depiladoras eléctricas suelen irritar muchísimo la piel causando la indeseada y dolorosa foliculitis. Las zonas más afectadas son, justamente, las axilas, la ingle y las piernas. En el caso de los hombres es la barba.

¿Cómo eliminar la foliculitis con depilación láser?

Si bien es cierto que la foliculitis se puede prevenir realizando limpiezas profundas de piel, evitando la ropa ajustada y exfoliando la piel de manera periódica, el uso diario de maquinitas de afeitar va a volver a lastimar la piel. La depilación láser es el mejor modo de acabar para siempre con esta molesta lesión de la piel.

El proceso mismo de la depilación láser actúa sobre los folículos pilosos, provocando una selección del mismo para su posterior destrucción. De este modo, al destruir el folículo nos aseguramos que no volverá a crecer vello en esa zona. También, que los folículos no volverán a irritarse ni a molestarnos.

De este modo, la depilación láser es el mejor modo para tratar la foliculitis y prevenir las lesiones y molestias que estos generan.

Sacá tu turno y realizá todas tus consultas sobre depilación definitiva con láser.