Todos los adultos deseamos lucir nuestro rostro y nuestra piel de una manera radiante y saludable. Es decir, sin necesidad de dar cuenta del paso del tiempo ni del envejecimiento biológico de la piel. Para alcanzar esto hay muchísimos tratamientos en medicina estética(quirúrgicos y no quirúrgicos) que buscan devolverle al rostro y a la piel su apariencia perdida.

Pero, cada vez son más los hombres y mujeres que buscan evitar el abuso de cirugías estéticas en sus cuerpos. El envejecimiento de la piel si bien es natural, muchas veces puede verse acelerado por procesos internos o por agentes externos. Por suerte, la medicina estética ha avanzado muchísimo y cada vez cuenta con más técnicas no-invasivas que nos permiten sentirnos bien con nosotros mismo y con nuestros cuerpo que facilitan el rejuvenecimiento de la piel sin cirugías, marcas ni anestesias borrando para siempre las huellas no deseadas del paso del tiempo y de la inapropiada exposición al sol.

¿Cuál es la clave del éxito en medicina estética?

Para que un tratamiento en medicina estética alcance los resultados esperados hay varias cuestiones a tener en cuenta. Por ejemplo, es importante contactar con un dermatólogo profesional con idoneidad en médica estética y que trabaje en un centro integral reconocido y aprobado por las autoridades correspondientes.

Una vez encontrado al profesional correspondiente debemos proceder a evaluar cuáles son las lesiones de la piel y cuáles son los tratamientos correspondientes para alcanzar mejores resultados. Diagnosticar, evaluar y planificar los distintos tratamientos son la clave de la medicina estética. El tipo de tratamiento y la duración de los mismos dependerá del tipo de piel del paciente, de la edad y de los objetivos fijados por el dermatólogo.

Cada técnica en medicina estética debe ser complementada con sus respectivos cuidados y tratamientos domiciliarios, intentando prevenir siempre el daño del sol y de las cremas y cosméticos dañinos con la piel.

¡Lucir bien es una preocupación de todos y hoy es muy fácil de alcanzar!