Esta es la época ideal para disfrutar del buen clima, del sol y de los días al aire libre, siempre y cuando tengamos en cuenta el específico cuidado de la piel en el verano. ¿Por qué es importante cuidar nuestra piel? ¡Porque es la única que tenemos!
La exposición al sol sin protección puede causar el envejecimiento prematuro de la piel. También, arrugas, manchas, sequedad y, con el paso del tiempo, cáncer de piel.

Para evitar el daño solar es muy importante tener en cuenta el específico cuidado de la piel en el verano y los distintos modos de protegernos. Recordemos que el factor que más influye en nuestra piel es la radiación ultravioleta.

6 consejos para el cuidado de la piel en el verano

1. Informate sobre tu piel y los cuidados necesarios:
Lo primero que debemos hacer para favorecer el cuidado de la piel en verano es consultar con un médico especialista en dermatología. Es importante estar informados sobre el impacto que puede generar el sol según nuestro tipo de piel.
Esto, además, te va a permitir derribar algunos mitos y, por ejemplo, te va a permitir comprender las etiquetas de los productos con filtro solar.

2. Protege tu piel del sol:
El cuidado de la piel en verano depende mucho de nosotros y de la forma que utilicemos para proteger nuestra piel. El mejor modo es utilizar protector solar. El factor de protección UV/UVA dependerá de nuestro tipo de piel. Recordá que no todos los protectores solares son iguales.
Se recomienda, también, utilizar ropa con fotoprotección, sombreros amplios y gafas oscuras con protección solar.

3. Evitá la exposición al sol entre las 10 y las 15 horas:
La franja del mediodía día es la hora más nociva para exponernos al sol. Lo ideal es mantenerse al cubierto bajo alguna sombra. En caso de no ser posible, deberemos cubrirnos con la ropa adecuada, sombreros y reforzar la utilización de protector solar.

4. Cuidar la piel desde adentro: Hidratación y alimentación saludable
El consumo frecuente de agua y la incorporación regular de frutas y verduras hace al cuidado de la piel en verano. De este modo, nuestra piel se mantendrá hidratada de manera constante.

5. Evitá el uso de perfumes si te vas a exponer al sol:
El uso de perfumes antes de la exposición al sol puede generar una reacción que como efecto nos deje la piel manchada. Se recomienda pulverizar la ropa y no la piel directamente.

6. Utilizá cremas para mantener la piel hidratada:
No hay que saltearse las rutinas de hidratación corporal. Esto es esencial para mantener la piel sana e hidratada. Según el tipo de piel, puede ser mejor utilizar cremas grasas o a base de agua.

Por último, y no menos es importante, es necesario realizar un control periódico de la piel en verano. Se recomienda realizar, al menos una vez al mes, un control de lunares y manchas para descartar posibles lesiones producidas por el sol.



Conocé más sobre nuestros servicio en dermatología.