El envejecimiento de la piel comienza a hacerse evidente luego de los 25 años, en promedio. Los primeros síntomas tienen que ver con la aparición de pequeñas líneas de expresión cerca de la boca, los ojos y en la zona de la frente. El probable que estas pequeñas líneas acentuadas si no tienen tratamiento devengan en arrugas. También, aparecen las primeras manchas del rostro y las primeras evidencias de la pérdida de elasticidad de la piel.

El envejecimiento de la piel es inevitable y tiene que ver tanto con factores internos como externos. Entre las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel encontramos la genética y la factores hormonales. A su vez, los climas secos, una prolongada exposición al sol sin protección, el estrés, la alimentación y el tabaco favorecen al envejecimiento precoz de la piel.

¡Te compartimos tres tips para frenar el envejecimiento de la piel!

Si bien el envejecimiento de la piel es inevitable hay varias herramientas que nos ayudan a enlentecer el proceso degenerativo y natural de la piel. Llegar a la edad madura con una piel cuidado y saludable es vital para que todas las técnicas en dermatología estética alcancen el resultado óptimo.

1.Hidratar la piel:
Consumir agua diariamente y utilizar cremas y lociones hidratantes es vital para que la piel no esté seca ni se resquebraje.

2.Proteger la piel del sol:
Cuidar la piel en los horarios del mediodía y utilizar FPS 40 diariamente.

3.Consumir alimentos saludables y reducir el consumo de alcohol y tabaco.
Evitar el estrés y los malos hábitos es un factor importantísimo a la hora de cuidar nuestra piel. Una alimentación rica en antioxidantes y con pocas grasas y azucares, también.